VISIBILIDAD DE RECLAMOS CONFRONTADOS

Martín López Lastra.jpg Martín López Lastra  – VISIBILIDAD DE RECLAMOS CONFRONTADOS –   OPINIÓN///MATERIA OPINABLE
 
OPINIÓN: VISIBILIDAD DE RECLAMOS CONFRONTADOS 
November 2016
 
Martín López LastrMartín López Lastra.jpg
 
No sorprendió la masiva marcha de los trabajadores de una CGT. La central le había dado oportunidades al gobierno nacional para que reflexionara sobre el impuesto a las ganancias y la forma de aplicarlo. Claramente, se intenta que el Presidente pague un costo político al no excluir de ese tributo a trabajadores que deben dejar en las arcas del estado un importante porcentaje de sus salarios de bolsillo.
Como siempre ha ocurrido con estas acciones, a los reclamos concretamente sindicales se les adjuntan algunos de fuerte ribete político partidario. La frase del sindicalista Acuña “se terminó la época de gobernar” puede tener más de una acepción y resonó amenazante entre varios dirigentes nacionales del oficialista CAMBIEMOS.
Más allá de esto, que no debiera ser para nada anecdótico, aparecen elementos para interpretar en su conjunto. Porque en un país que está en plena batalla para recuperar recursos, aparece no sólo un plazo simbólico límite para dar soluciones inmediatas. También salen a la luz otros reclamos que derivan en la mayor recaudación de impuestos. Y esta recaudación se pone en tensión con el reclamo de excluir a muchos potenciales aportantes al impuesto a las ganancias.
Esto es apuntar a la formalidad de un contexto de contradicciones. En primer lugar al reclamo principal de la marcha de la poderosa CGT para pedir sobre impuesto a las ganancias se le sumó el pedido de crear un millón de puestos de trabajo que, en gran parte, debería absorber el estado nacional acudiendo, justamente, a su recaudación impositiva con impuestos como Ganancias. Concretamente, a Macri se lo está acorralando hacia la situación de recaudar menos y desembolsar una enorme partida de dinero que no se sabría si está en condiciones reales de hacerlo. Salvo, claro está, que acuda a la máquina de imprimir billetes.
Esta aparente contradicción interna de la marcha -con reclamos que llevan a un callejón sin salida para dar una solución coherente de recaudar menos y una inversión social impresionante- está acompañada por otra contradicción que hay que observarla en relación con el reclamo que vienen realizando gobernadores del peronismo, movimiento al cual adscriben la mayor parte de los sindicatos de la CGT. Es real que cada uno atiende su juego, pero la confrontación de intereses quedó visible esta semana tras la reunión en la quinta de Olivos de los mandatarios provinciales con el propio Macri.
Los gobernadores, concretamente, han reclamado al gobierno nacional que mantenga alta esa recaudación en ganancias, porque es el principal impuesto coparticipable para las provincias. Esto implicaría, en principio, una limitación a una política para “liberar” de ese gravamen a miles de trabajadores de sindicatos de la actividad privada y pública, tal cual es pretendido por la CGT, que encarna una potente rama formal o informal en el peronismo en general.
El tema de ganancias, y la rigidez de una injusta y dolorosa quita a los trabajadores, viene de la época del anterior gobierno, en un contexto distinto, en el cual concentró demasiado poder para evitar mayores reclamos, incluso de gobernadores que respondían al mismo signo político que la Casa Rosada. En ese sentido, el gobierno nacional de entonces se reservaba el momento de poder hacer concesiones. Pero mientras tanto acumulaba gran porcentaje de la coparticipación primaria, incluso más allá de lo que establecían los principios constitucionales y de convivencia con las provincias.
Macri se comprometió a buscar una solución al tema ganancias. Tal vez el estado nacional deba sacrificar su porcentaje en la coparticipación primaria. Tal vez deba cambiar la calidad de la recaudación en ganancias. La solución aparece complicada.
Mientras esto ocurre se exaltan las ansiedades y se potencian caminos por la búsqueda de luz al final del túnel. Pero tiene ante sí un escenario distinto con una mayoría de gobernadores opositores, una CGT que está poniendo plazos a su paciencia y, sobre todo, escasos recursos por una recaudación que debe ir atada a una mayor actividad económica que aún no se refleja en los parámetros esperados por todos los argentinos.
Es un difícil laberinto para recorrer en momentos de cumplirse un año de su triunfo electoral que lo llevó a la Presidencia.
dataconopinion.com
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s